Autobombo y consejos o curiosidades de productos gourmet

94 años de historia

03/01/2024
Marta Izquierdo

Este año 2024 Cal Sardà cumple 94 años de historia en el barrio de la Sagrada Familia y queremos hacer una declaración de intenciones para este año

¿Qué nos deparará el 2024?

Desde 1930, en 94 años de historia, las hemos visto de todos los colores...

Años de bonanza, de crisis, de alegrías, de momentos no tan alegres y aquí empezamos un año más, con la certeza de que estaremos un tiempo más, pero sin saber si llegaremos a los 100 años.

Y no lo decimos desde la pena, pero sí desde un lugar en el que vemos claro que sobrevivir en una Barcelona tan cambiante en los últimos años no es tarea fácil.

Cal Sardà es una tienda casi centenaria que objetivamente hablando creemos que sería interesante conservar por el patrimonio cultural de la ciudad, y nunca hemos visto ninguna ayuda ni gesto del Ayuntamiento para preservar negocios como éste, al contrario.

No estamos protegidos de las subidas de alquiler especulatorias, ni hemos tenido ninguna ayuda en momentos tan difíciles como la reciente Covid ni tampoco cuando Barcelona quedó desierta a causa de los atentados.

Por otra parte, hace tiempo que luchamos para que la Sagrada Família sea un barrio bonito, con patrimonio cultural de la ciudad, con comercio de barrio que muestre a los turistas una Barcelona auténtica y con identidad propia. Hemos hecho quejas al Ayuntamiento y al Síndic de Greuges para que la calle Marina sea una calle "normal" y no una especie de descampado donde aparcan los mossos, hay una parada de autobús eliminada desde hace más cinco años y allí sigue, hay semáforos sin tráfico y vallas provisionales del Ayuntamiento de Barcelona por no poder pasar. El monumento más visitado de Barcelona, ​​la Sagrada Família, tiene, para acceder, probablemente, una de las calles más feas de la ciudad. Da una vuelta y hablamos. Por si hay dudas, me refiero al tramo de la calle Marina de Valencia en Mallorca, justo debajo de la Basílica.

Por otro lado, el Ayuntamiento se llena la boca proclamando que no habrá más locales para vender souvenirs y éstos no paran de crecer cada día, ‚cómo es posible que paguen alquileres de más de 2000 € mensuales vendiendo imanes a 1€ ? Como me decía el otro un cliente: "la culpa es nuestra, de los propietarios de estos locales, que permitimos esto". Y es que estamos en una sociedad avariciosa, sin principios y más egosita que nunca.

En Cal Sardà somos de barrio, el 80% de nuestro cliente es local, y así queremos que lo siga siendo. El otro 20% es cliente turístico, y evidentemente que nos gusta, nos da un valor económico añadido y nos gusta que al turista le gusta nuestra tienda. Pero cuando miramos cómo crecer, cómo poder hacer que el negocio funcione mejor, todo el mundo dice "tenéis que pactar con los guías que os traigan gente", "teneis que pagar comisiones". Y no puedo negar que he pensado en ello, he dado vueltas, y algo me tambalea en todo esto. "Siempre se ha hecho", dicen. Pero es que no me siento a gusto, no siento que sea algo honesto, no me gusta pagar para que alguien hable bien de nosotros. Me gustaría encontrar guías que desinteresadamente enseñaran nuestra tienda porque les gusta, porque creen que tiene un valor añadido; no digo que no existen estas personas, pero desafortunamente no las he encontrado, qué lástima.

Así que este 2024 he decidido que no, que no buscaremos guías que nos traigan gente a la tienda, sino que seguiremos con nuestro cliente local y con los turistas que sencillamente sepan valorar el encanto del comercio local que se respiraba en los años treinta y que, en nuestro caso, con muchos cambios evidentemente, ha perdurado en el tiempo. ¡

Feliz 2024 y bienvenidos a nuestra casa todos los que queráis entrar voluntariamente! ;)

  • Cal Sardà cumple 94 años de historia