Que la salud sea tu alimento y tu alimento tu salud

La rosa de Sant Jordi de galleta con valor social

29/03/2022
Cal Sardà

La rosa de Sant Jordi de galleta de El Rosal esconde la historia de cómo un fracaso puede convertirse en un éxito.


¿Quieres celebrar el Sant Jordi de una forma más original?
En Cal Sardà tenemos la rosa de Sant Jordi de galleta que contribuye a la inserción social.

La rosa de Sant Jordi de galleta es, en primer lugar, una galleta artesana de calidad y, además, con valor social. ¿Por qué? porque está hecha en el obrador El Rosal, de la Associación Alba. Este obrador tiene como primer objetivo ofrecer una galleta buena, artesana y de calidad y, en segundo lugar, emplear a personas, como ellos dicen "con diferentes capacidades" que están en riesgo de exclusión social. El obrador El Rosal es un obrador muy conocido por los Arrugats, que esconden una historia de cómo un fracaso puede llegar a ser un éxito. Cuentan que un trabajador intentaba hacer barquillos, y no los salían, entonces los arrugaba y los arrojaba a la papelera. Y alguien dijo: "¡pero si son buenas!" y, a partir de ahí, decidieron comercializar estas bolas bajo el nombre de "arrugats". De esta historia se ha hecho un cuento infantil que traslada a los más pequeños el mensaje de cómo una aparente imperfección puede acabar siendo una gran invención. Hoy en día, los arrugados representan un 70% de las ventas del obrador. Así pues, si nos centramos en la rosa, hay que decir que es una galleta también hecha a mano y marca la diferencia para un Sant Jordi más social. Este año, además de la versión de chocolate, han hecho una rosa de fresa ácida. Contáctenos para los encargos.

¿Quieres recibir la rosa de Sant Jordi en casa? Resérvala con unos días de antelación y te enviamos la rosa de Sant Jordi a domicilio o donde quieras sorprender a alguien.

¿Sabes la historia de por qué los catalanes regalamos una rosa el día de Sant Jordi?

Dice la leyenda que en un pueblo de Cataluña llegó un dragón, este dragón tenía mucha hambre y atacaba a los habitantes del pueblo, era tan grande y peligroso que nadie se atrevía a enfrentarse, así que el rey tuvo que poner una ley que decía que cada día le ofrecerían una persona del pueblo para que se la comiera, y así el dragón no tendría hambre para atacar al pueblo. En este sorteo, también entró su hija, la princesa, y un día le tocó a ella, así que el rey tuvo que ofrecerla al dragón como al resto de habitantes. Cuando el dragón se lo iba a comer, apareció un caballero y luchó contra el dragón hasta herirle mortalmente. La leyenda popular tiene dos finales, en uno se dice que esta sangre del dragón en el momento se transformó en una rosa, que el caballero, de nombre Jordi, ofreció a la princesa y, en el segundo final, fue al cabo de los días cuandp, de aquella sangre del dragón, surgió un rosal.

El día de Sant Jordi se considera el día de los enamorados catalanes. Este 23 de abril, ¿cómo lo celebrarás? ¡Encarga tu rosa y no quedará nadie indiferente!

Información adicional